Vida Urbana: Estudio de las dinámicas del comportamiento de los ciudadanos sobre el territorio

Director:
Arq. Alejandro González

Co-Director:
Arq. Celeste McGarry

Equipo de investigación:
Arq. Cecilia Latapie
Arq. Alan Gancberg
Arq. Sebastián Malleville
Lic. Javier Barneche

Código:
PIA PUR –09

Sede:
Instituto Superior de Urbanismo, Territorio y el Ambiente
Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo
Universidad de Buenos Aires

vida urbana 618 ancho

RESUMEN:
“Reunirse y mirar es uno de los grandes pasatiempos en las ciudades del mundo pero últimamente hemos olvidado cómo reunirnos. Hemos olvidado cómo mirar. Y lo olvidamos no porque quisimos, sino porque, por casualidad o plan, fuimos arrojados fuera de las aceras familiares o expulsados de los viejos lugares. El cambio trepó en nosotros mientras dormíamos. Somos roedores en cámara lenta ahora. No hay a dónde ir” -dice Ray Bradbury en uno de sus exabruptos de urbanidad de un futuro imaginario, que es tradición concentrada.

Cada ciudad es el lugar de una cultura. La actividad de la ciudad, la acción que propicia en su seno es el motor de su vitalidad. Que la vida en la ciudad se enriquezca y de qué modo lo haga formará parte de un proceso de acuerdos colectivos, y de la sumatoria de la combinación de sus individualidades, de sus deseos y sus sueños. El desafío es estudiar la forma de contribuir a la mejora de las condiciones de vida, a la preservación de los recursos ambientales, al desarrollo socio-económico y a la convivencia de actividades, investigar qué ansían y entender qué necesitan los ciudadanos.

DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN DEL PROBLEMA A INVESTIGAR:
Nos motiva investigar como concebir nuevas formas de pensar el urbanismo, aspiramos a acceder a las verdades que laten en el seno de la sociedad pero que se mantienen esquivas las a preguntas que hoy en día hegemonizan la actividad. La inclusión social es la estrella del momento, pero el individuo no está presente en los parámetros de estudios urbanos y sociales; remontándonos en el tiempo, en pleno siglo XIX, Wilde nos advertía con magistral ironía que el individualismo es lo que se debe realizar bajo el socialismo. Al tener garantizada la perpetuidad de la especie, al tener la alimentación y el cobijo resueltos, ya no es necesario encolumnarse detrás de los grandes paradigmas del pasado, macho o hembra, romano o bárbaro, laico o religioso, comunista o capitalista; hoy cada uno puede ser como siente, no necesita adormecer sus pulsiones internas en pos de un bien común y superior. Esta expresión que se fortalece es la expresión inequívoca de la liberación que Wilde le exigía al socialismo en sus inicios, la realización individual como resultado de la organización colectiva. Ya no da vergüenza sentir distinto, vivir libre, expresar la diferencia.

Ante la embestida tecnológica actual encontramos que la sociedad no demanda innovación, es el mercado el que la impone. La sociedad demanda tradición, todos añoran vivir como antes, la inmensa mayoría de las películas de ciencia ficción muestran futuros compuestos principalmente de pasado icónico con algún rasgo tecnológico. No hay un arte mejor que otro, no hay evolución en el arte, cada obra, cada artista es expresión de su época y la cosmovisión que lo abarca; con la ciudad pasa lo mismo, la ciudad como obra colectiva máxima es la expresión de las ansias y el sentir de su época, de su momento. Asistimos una y otra vez a la frustrante experiencia de ver como el urbanismo propositivo fracasa, el urbanismo propositivo pareciera ser una sinrazón intelectual; sospechamos que el único urbanismo posible es el urbanismo reactivo, y en esa línea se plantean nuestros estudios. Primero existe el fenómeno y luego se lo capitaliza.

¿Entonces qué? Nos proponemos ubicar al individuo y sus sensaciones primarias a la cabeza de todo análisis. Buscamos en la poesía la salida a la alienación de lo masivo, donde el recuerdo ancestral y el inconsciente colectivo es lo que prima, y donde lo tecnológico es una sombra informe en los muros de la caverna platónica.

¿Entonces cómo? La Acción por la Metáfora.

Sábato dice que “las metáforas son eficientes en la medida en que se alejan del objeto al que aluden. La metáfora es útil precisamente porque representa algo distinto. Pero no totalmente distinto; lo que quiere decir que hay un núcleo común, hundido y oculto por los atributos exteriores; y cuanto más lejana es la metáfora, menor es el número de atributos comunes y más profundo es, por lo tanto, el núcleo idéntico. Desde ahí ese poder de alcanzar esencias profundas que tiene la poesía”.

Gracias a las metáforas sabemos quiénes somos y podemos diferenciarnos, nos permiten hablar de quienes somos, cuáles son nuestras metas. Todos sabemos quiénes somos, pero a menudo estamos tan ocupados haciendo lo que hacemos, presos de la sociedad que dicta consumir y fotografiar, que es imperioso que aparezca el investigador, como un cordial observador que toma apuntes y hace cuentas, para resolver sus encrucijadas y hallar sus metáforas. Por consiguiente el urbanista vendría a ser el maestro de lo obvio, una vez que menciona su metáfora todos al unísono dicen -¡Por supuesto! Eso es exactamente lo que ansiamos.

No hay lugar para la “invención”, en lo obvio, en lo aparentemente banal, buscamos la respuesta. Nos proponemos posicionar a la ciudad como metáfora del juego inicial, en donde los sueños se expresan, y donde toda ocupación y necesidad nacen. La ciudad se configura a partir de la conjugación de los sueños colectivos ¿Metáfora de qué cosa es una plaza? ¿Una calle? ¿Un aeropuerto? ¿Un distrito residencial? ¿Un shopping? La inmensa mayoría de las propuestas del planeamiento urbano y regional provienen del escritorio de técnicos que analizan datos y determinan científicamente los pasos necesarios para que las ciudades evolucionen y se preparen para un porvenir garantizadamente incierto, mientras que en las ciudades son la calle y el individuo los que expresan las alternativas a tanta suposición teórica.

Si nos detenemos a observar en una esquina cualquiera de cualquier metrópolis planetaria concluiremos que vivir es lo más raro del mundo, la mayor parte de la gente apenas si existe. Bradbury escribe hace más de 60 años: No sé si la calle del mañana estará atestada de seres humanos con diminutas radios-caracol susurrándoles en los oídos, mientras el mundo y sus problemas queden olvidados, a un costado. O si, por el contrario, y por obra de un milagro, llevaremos estetoscopios supersónicos durante nuestras caminatas, de modo que cada uno pueda escuchar el sonido del corazón del prójimo. Solo sé que sería interesante caminar por esa calle y pensar y escribir sobre todo eso, antes que se ponga el sol de ese atardecer.

Las metáforas, al igual que la poesía son la esencia de las cosas, símbolos compactos de vidas posibles o imposibles. El don de compactar la experiencia, la vida en la ciudad, en paquetes de tamaño conveniente es vital, y es hacia ese horizonte que orientamos nuestra búsqueda.

PROUESTA DE TRABAJO

-Diseño de las herramientas para la elaboración de diagnósticos urbanos.

-Relevamientos de campo que incluyen: Censos, entrevistas, encuestas, análisis sensible, relevamiento fotográfico, conteos, estudios de observación contextual, estudios de comportamiento de actores del territorio, registro de usos del suelo, mapeos colectivos, etc.

-Recopilación y estudio de referentes sobre el estado del arte.

-Desarrollo de tareas de investigación, análisis y propuestas urbanas de acción en el territorio.

-Análisis de problemáticas en función de los datos que se obtengan en los relevamientos de campo.

-Participación en reuniones, jornadas, seminarios y congresos referidos a la cuestión urbana que sean de utilidad para el proyecto de investigación.

-Confección de la documentación técnica, informes y presentaciones de resultados de estudios y del proyecto.

OBJETIVOS

-Estudiar la forma de contribuir a la mejora de las condiciones de vida, a la preservación de los recursos ambientales, al desarrollo socio-económico y a la convivencia de actividades, investigar qué ansían y entender qué necesitan los ciudadanos.

-Captar en las diversas formas de vida urbana avanzada, el germen, las claves, los invariantes, que nos puedan señalar, nuevos caminos para responder a la avalancha de demandas que permanentemente embisten sobre la ciudad.

 

Contacto: vidaurbana.fadu@gmail.com