Paisaje urbano e interdiseño sustentable

Paisaje urbano e interdiseño sustentable.Estrategias de intervención en áreas de borde de la Ciudad.

Director/a:
Dr. Arq. Guillermo Tella

Co-Director
Arq. Analía Fernández

Código:
20020150100208BA

Período de Actividad:
2016-2019

Sede:
Instituto Superior de Urbanismo, Territorio y el Ambiente
Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo
Universidad de Buenos Aires

Resumen:
El considerable número de trabajos recientes que abordan las transformaciones de la estructura urbana de grandes ciudades se ha orientado comúnmente a estudiar el fenómeno de la suburbanización y la atención del debate se dirigió a la nueva realidad periurbana como compleja mezcla de suburbios pobres desplazados del centro de las ciudades y, entre medio, pequeños enclaves de clase media y de nueva construcción cercada.

De modo que la situación de borde resulta cada vez más difícil de examinar debido a la complejidad urbana dominante, abandonada en general a operadores inmobiliarios, usualmente desinteresados de las cuestiones espaciales que no logran superar la comprensión unidisciplinar. Dar respuesta a esta problemática implica atender cada área en particular con respuestas intrínsecas y no con soluciones generalizadas.

Tal el caso de los barrios Nueva Pompeya -en la Ciudad de Buenos Aires- y Valentín Alsina -en el municipio de Lanús-, que se encuentran enmarcados en esta cuestión. Separados por una barrera física -el Riachuelo- y vinculados por un puente vehicular -Puente Alsina-, sus altos niveles de contaminación generaron una barrera ambiental, negando el uso de sus orillas y relegando el uso del río como mero receptor de residuos.

La conexión física no logra ser eficaz para comunicar a ambas comunidades de manera contundente más que como una simple vía de tránsito y transporte.

Este área posee una conflictividad urbana creciente dadas las tensiones establecidas entre los residentes y la población pasajera así como por las asimetrías espaciales, culturales y sociales de un entorno que alterna construcciones patrimoniales y espacios públicos degradados.

La pauperización urbana y ambiental deviene en paisajes heterogéneos, fragmentados y amenazados por ciertos procesos de gentrificación incipiente ante múltiples expectativas de renovación del tejido urbano deteriorado. En este marco, surgen algunos interrogantes: ¿cómo garantizar la legitimidad de un proceso de transformación? y ¿qué características debiera tener un modelo de intervención que garantice el desarrollo sostenible?

La complejidad del tema exige una mirada integradora sobre aquellos elementos constitutivos del paisaje tales como: (a) la identificación de aspectos que construyen la identidad de la zona; (b) la recuperación de la memoria histórica del lugar como bien cultural; (c) la apropiación de espacios públicos para fortalecer el sentido de pertenencia; y (d) la participación activa de los vecinos para garantizar la efectividad de resultados.